martes, 6 de diciembre de 2016

Fidel: "El día que yo ya no esté sean Comandantes de ustedes mismos"

​ ​
Ojito: el día que yo ya no esté, ¿quedó claro?
 
Diario "Granma". Fresquito
.
 De hoy.
 

Cómo no recordar la declaración del PJ de La Matanza de julio de 1974, a la muerte de Perón: “Se nos murió el General. Ahora vamos a tener que pensar”.
Pero eso lo escribieron una sarta de chupamedias y arribistas, en cambio el diktat que transcribe “Granma” —si le creyéramos a “Granma”— pertenece al mismísimo Castro.
Y no es una “profecía”, como dice el diario. Establece dos cosas: que mientras viva él, impera él, y, además, no se priva de prolongar su tutela aun después de muerto, pues les indica a los inferiores qué cambios de conducta deberán efectuar en ese caso: ni más ni menos, ser personas completas que se autogobiernen.
Magnánimo, el hombre. Igual que esos ricachones que disponen que a su muerte su fortuna se reparta en entidades de bien público (o mal público, como la Iglesia).
Es lo que hay.

@juandelsur2
 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Se vende nigeriana joven. Buen estado


Es mansita


(Nuestras vidas empiezan a terminar el día en que guardamos silencio sobre las cosas que importan.)

https://www.facebook.com/fanpage.it/videos/1498556590166010/


@juandelsur2

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Hemos tocado el fondo de la irracionalidad


==========================
La AFA le ofrece jugadores al país
de los pentacampeones mundiales
==========================

—¿Acá es Chapecoense, capo? 

—Sí. 

—De la Argentina, venimos, maestro. ¡Cacho, ponelo de culata, acá! Mire, les traemos jugadores. Dígame cuántos kilos quiere por calidad: alta, media, baja. 

Una cosa le pido: no se olvide de sacarles el plástico antes de usarlos. 


@juandelsur2

lunes, 28 de noviembre de 2016

Maradona: revolucionario con la humildad de los grandes


= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
"Yo vengo en el pelotón de atrás"
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =


Guardar, atesorar, fotocopiar, filmar, fotografiar, esculpir esta página: 

"El número uno de los revolucionarios fue el Che, con Fidel a la cabeza. Yo vengo en el pelotón de atrás." 

“La Nación”, 27-11-16. 


@juandelsur2

sábado, 26 de noviembre de 2016

Fidel, 2003, Facultad de Derecho UBA. Las cosas en su lugar


“No tendrían ni necesidad, vean”


“Nosotros no recomendamos fórmulas dogmáticas, no nos ponemos a recomendar que tengan tal y más cual sistema social. Conozco países con tantos recursos, que con el uso adecuado de los recursos no tendrían ni necesidad, vean, de hacer un cambio revolucionario con relación a la economía, de tipo radical, como el que ha hecho nuestro país. Sabemos lo que ocurre en lugares, como el más pobre de este hemisferio, que es Haití, los problemas que tiene de recursos naturales, y algunos muy ricos, no voy a discutir sobre este tema; pero el problema está en la distribución equitativa de la riqueza (Aplausos y exclamaciones).”

Discurso pronunciado por el Presidente Fidel Castro, en la Facultad de Derecho, Buenos Aires, Argentina, 26 de mayo del 2003. (Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado - Cuba.)

http://www.granma.cu/documento/espanol03/016.html (hoy, al menos, no se puede acceder a ese sitio).

@juandelsur2

jueves, 24 de noviembre de 2016

¿Mínimo no imponible? ¿Seguro?


La ruptura de los mecanismos de la razón en los oprimidos es el objetivo prioritario de los opresores

Ármate, pues, de una justa desconfianza contra aquellos que
se oponen a los progresos de la razón, o que te insinúan que el
examen puede dañar, que la mentira es necesaria, que el error
puede ser útil. Todo el que prohíbe el examen tiene intenciones de engañar.
D’HOLBACH

Un país que casi unánimemente le llama “mínimo no imponible” (de Ganancias) al máximo no imponible, está dando al mundo una medida de su racionalidad.
¿Cómo podría reconocer, en cuestiones más intrincadas, el brillo muchas veces tenue de la verdad, si no es capaz de hacerlo respecto de una disyuntiva concreta, patente, inmediata?
Eso puede suceder solo mediante el mecanismo de olvidar todo lo que se sabe —incluido el propio idioma que se está usando— al momento de elegir el término opuesto, el antagónico al que describiría la realidad.
Este no es un fenómeno exclusivo de la Argentina (me refiero a la irracionalidad en los discursos y en los actos), puesto que inducirlo está en la agenda de los poderosos en un inconmovible primer lugar desde que comprendieron que es el medio más eficaz para mantener sometidas a las masas.
Aunque quizá, sí, la Argentina sea en política el ejemplo más clamoroso de irracionalidad, ya que los trabajadores y los sectores postergados ostentan el récord de llevar más de setenta y tres años apoyando al movimiento que fue creado —en momentos de honda inquietud entre los garantes del orden explotador— con el propósito de impedirles que accedieran a la teoría y construyeran las organizaciones que representaran y defendieran sus intereses.
Setenta y tres años (no días, ni semanas, ni meses: años): al “mínimo” no imponible todavía le falta un rato.

@juandelsur2

jueves, 17 de noviembre de 2016

Mentime que me gusta


=======================================
La gente huye de la verdad como
los pastores kirguises
de las campañas de vacunación
=======================================


El paupérrimo desempeño y la derrota del seleccionado de AFA ante los brasileños el jueves pasado fueron duramente criticados por los periodistas que se ocupan de los espectáculos basados en competencias entre futbolistas de élite. Inmediatamente una horda de patriotas invadió las redes y los acusó de torpedear la clasificación del seleccionado al Mundial de Moscú, en lugar de brindar aliento a nuestros paladines.

Un periodista, Martín Liberman, desde su programa en un canal llamado Fox Sports, refutó esas inculpaciones (el video puede verse aquí: https://www.youtube.com/watch?v=DabSnrwsgJQ) con los siguientes argumentos (textual):

"[...] ¡Nosotros te abrimos los ojos, hermano, nosotros te decimos la verdad... No somos alcahuetes ni tiracentros, escuchanos un poco más, escuchanos un poco más, ese es mi consejo, escuchanos un poco más: ¡yo quiero ir al Mundial, me hacés perder guita si no voy al Mundial! Trabajamos de eso, vivimos de eso, vivimos de trabajar, nosotros. Si no vas al Mundial pierdo guita: ¡quiero que vayas al Mundial, quiero que vayas al Mundial, quiero que vayan al Mundial! Si ustedes van, nosotros vamos; si no, lo miramos por la tele.

Para los boludos que creen que no queremos que Argentina vaya al Mundial, si Argentina no va al Mundial, ¡nosotros vivimos de eso, perdemos plata: no nos contrata ningún canal, no nos contrata ninguna radio, no escribimos para ningún lado, no cobramos viáticos...! ¡Cómo no vamos a querer que gane Argentina!"

Ojo, se ha producido un fenómeno inédito: una verdad (en realidad una semiverdad, ya lo veremos) se ha filtrado donde no debía. Es claro que el público no estaba preparado para un shock tan brutal.

Si las críticas al seleccionado merecieron el trato reservado a las “campañas antiargentinas” que el peronismo y la dictadura prodigaron sobre nosotros, esta efusión atolondrada ha generado ansias de linchamiento. Véalo por usted mismo: busque la declaración de Liberman en distintos portales y baje a los comentarios. Encontrará textos como los que siguen (textuales):

"Laura G
Lo unico que le importa a este judio es la guita. Para el la patria y la camiseta (que le reclama a los jugadores que la sientan) es un verso"

"Luis E
Desde uruguay quiero decir que este tipo da asco. Mal agradecido que viven de chupar la sangre del fobal y se dan el lujo de hacerse el caliente criticando la selección de su pais. Me suena a traidor...."

Entre las dos resumen la mayor parte de las causas de la indignación de los patriotas (incluso los prestados): a Liberman 1) le interesa la plata y no la patria y la camiseta y... 2) ¡critica a la selección de su propio país! 

Bueno, esas dos son críticas sesudas, fundamentadas. La mayoría de los comentarios reducen sus aportaciones a llamar al periodista “puto”, “judío”, “mufa”, “colorado de mierda”, etcétera.

Dije que la de Liberman era una semiverdad. Pero no es de aquellas que se usan como carnada para hacer tragar una mentira mayor, sino que simplemente calla una parte de la verdad, sin duda la más importante.

Los periodistas que le dije, los que se ocupan de los espectáculos basados en competencias entre futbolistas de élite (mal llamados “periodistas deportivos”), efectivamente medran y se benefician con el interés que suscitan en el público esos espectáculos: si ese interés se mantiene o crece tienen asegurados empleos, viajes, viáticos, canjes y otras gangas. 

Pero su interés es minúsculo al lado del que tienen otros promotores de este negocio, a saber:

las grandes corporaciones
los gobiernos
los patrones en general
los partidos del sistema
los medios masivos
el papa Francisco (y los que fueron y los que serán)
los que están en el negocio de los artículos deportivos y el merchandising
etcétera.

En suma, los que se benefician en serio con que muchos quemen su tiempo, sus neuronas y sus energías en el altar del fútbol (y otras alienaciones) son los que controlan el mundo (en la lista anterior no los he ordenado por porcentaje de participación, pero casi).

Esto es lo que calló Liberman.

Pero algo dijo; una puntita de la verdad se le escapó entre los dientes.

A causa de lo cual las víctimas del sistema —en lugar de tirar de esa puntita para saber más, para entender más— lo quieren linchar, y así lo proponen.

Decía Orwell que "en una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario". Sí, y también bastante peligroso.

@juandelsur2

miércoles, 2 de noviembre de 2016

La diputada Balbo se queja de que gana poco


=========================================
Gimotea que los directivos de su empresa ganan más que ella
=========================================

Los que han dedicado su vida a ganar dinero arriban a la función pública con esa misma idea. No se enteran de que lo que define a esta actividad, en los manuales del sistema republicano, es trabajar por el bien común, y no por el bien personal.

No digo que aquellos en los que la sociedad ha delegado poderes políticos deban trabajar gratis, como proponen algunos ofuscados, porque eso tendría dos consecuencias: la más obvia es que solo los ricos podrían dedicarse a la política, y si no son ricos se verían obligados a hacer maniobras de peculado para poder afrontar sus gastos. 

Por eso los países deben proveer al sustento de los funcionarios y los representantes, pero no para que se enriquezcan, sino para que vivan con decoro. 

El que vota a quienes creen, como Balbo, que deben ganar lo mismo o más que en su actividad lucrativa privada, que no se asombre si cuando esos que votó son elegidos continúan obsesionados por atender su fortuna.


@juandelsur2

Cómo entender a Estados Unidos gracias a la familia Bush


En USA es peor usar lenguaje sexual explícito que asesinar un millón de personas

De hecho, a Billy Bush, sobrino y primo de los presidentes, padre e hijo, de ese apellido, acaban de echarlo de la NBC al trascender la grabación de una conversación privada de hace once años con Trump. Porque en USA el lenguaje obsceno es imperdonable.

Pero a su primo George W. Bush no lo echaron de ningún lado a causa del millón de muertos que originó la invasión a Irak, país al que acusó falsamente —para saquearlo y destrozarlo— de tener armas de destrucción masiva, ¡como si USA no las tuviera y usara!

Acerca del fundamento “moral” de este desatino, léase la oportuna nota que hoy publica en su blog Leonardo Boff (aunque él no es santo de mi devoción):

https://leonardoboff.wordpress.com/2016/11/01/el-desorden-mundial-el-espectro-de-la-dominacion-total-2/

…la democracia que exporta USA "se compone de bombardeos, destrucción, terror, masacres, caos y catástrofes humanitarias…".

Mejor, léalo.


@juandelsur2

lunes, 24 de octubre de 2016

En la Argentina hay una publicidad que induce a eliminar a las mujeres que molestan


Las fábulas no son inocentes

Nunca lo han sido. Su propósito es didáctico, y consiste en promover o desalentar conductas humanas.

El mecanismo es un diálogo entre dos animales, o también seres inanimados, que desemboca en una moraleja. La personificación permite una gran libertad en el planteo de las situaciones, al interactuar animales de distintas clases, y también vegetales o cosas. Además, suaviza contingencias que, de afectar a personas, resultarían chocantes.

La fábula que me ocupa es la contenida en una publicidad de Cucatrap en Aerosol, producto matacucarachas.

El esquema es el siguiente: dos cucarachas machos conversan sobre una hembra muy charlatana conocida por ambos, y uno de ellos aconseja al otro la solución final para lograr que se calle: eliminarla con ese eficaz veneno. Los últimos segundos testimonian la agonía de la víctima.

Por lo que se sabe, las cucarachas —incluidas las hembras— no hablan; tampoco es conocido que las cucarachas macho asesinen a las hembras. Por lo tanto, la dramatización no refleja una situación típica entre los blatodeos, sino que se está metaforizando un crimen propio de la sociedad humana para resaltar la efectividad de un insecticida.

Por eso, sostengo que esta publicidad no es una vulgarización de sociología entomológica, sino que encuentra su carnadura en modos reconocibles de nuestra sociedad. 

El mensaje es que el macho tiene derecho a matar a la hembra si ella lo molesta de algún modo, en este caso, porque es charlatana.

Ya me ocupé de esto hace casi un año. Debo admitir que tuve cero repercusión: ni siquiera alguien que se burlara.

Por eso vuelvo a plantearlo. Si me demuestran que es una tontería lo reconoceré.

A continuación, el texto del aviso publicitario:

—Cuca, ¿sabés qué es lo peor que podés hacerle a la charlatana de Susy?
—Eeeeh… no.
—¡Hacerle "psss"!
—¿Pedirle que se calle?
—No, Cuca: ¡rociarla con aerosol!: Cucatrap en aerosol, Cuca!
(Se oye a una mujer quejándose agónicamente: Uh, ay, oh.)

@juandelsur2

jueves, 20 de octubre de 2016

Lo terrible no es la muerte


=====================
12/09/91
=====================

No ha habido caballos hoy. Me siento extrañamente normal. Sé por qué Hemingway necesitaba las corridas de toros, le servían para enmarcar el cuadro, le recordaban dónde estaba y lo que era. A veces nos olvidamos, mientras pagamos los recibos del gas, cambiamos el aceite, etc. La mayoría de la gente no está preparada para la muerte, ni la suya ni la de nadie. Les sobresalta, les aterra. Es como una gran sorpresa. Demonios, no debería serlo. Yo llevo a la muerte en el bolsillo izquierdo. A veces la saco y hablo con ella: “Hola, nena, ¿qué tal? ¿Cuándo vienes por mí? Estaré preparado

No hay que lamentarse por la muerte, como no hay que lamentarse por una flor que crece. Lo terrible no es la muerte, sino las vidas que la gente vive o no vive hasta su muerte. No hacen honor a sus vidas, les mean encima. Las cagan. Estúpidos gilipollas. Se concentran demasiado en follar, ir al cine, el dinero, la familia, follar. Sus mentes están llenas de algodón. Se tragan a Dios sin pensar, se tragan la patria sin pensar. Muy pronto se olvidan de cómo pensar, dejan que otros piensen por ellos. Sus cerebros están rellenos de algodón. Son feos, hablan feo, caminan feo. Ponles la gran música de los siglos y no la oyen. La muerte de la mayoría de la gente es una farsa. No queda nada que pueda morir.

Charles Bukowski
El capitán salió a comer y los marineros se tomaron el barco 
Traducción de Jorge Berlanga
Editorial Anagrama
Septiembre 2000
Página 8

@juandelsur2

lunes, 17 de octubre de 2016

¡Hay que mandarlos a todos de vuelta a África!


 Un jugador de los Denver Broncos, ¡horror!, no
escuchó el himno de pie. Inmediatamente
recibió mensajes de odio en las redes sociales


Fuente: Democracy Now!

@juandelsur2

sábado, 8 de octubre de 2016

El fútbol nuestro de cada día dánoslo hoy. Dánoslo ya.



Yo también me pasaría el día entero

viendo fútbol. Si tuviera tele, claro

La gente debe acostarse y levantarse con la imagen de una pelota en la cabeza. ¿Que el proyecto es caro? ¿Y cuándo resultó gratis idiotizar? ¿Preferiríamos acaso caer en manos de un pueblo con criterio sobre la realidad política y económica?

Aun con la ayuda inestimable del PSOE, para convertir en papilla el cerebro de 47 millones de españoles, no bastará un Real Madrid, ni un Barça, ni un Atlético. Harán falta dos o tres, cada uno con sus Messis correspondientes, sus Ronaldos, sus Torres. Y varias ligas, en sesión continua, desde la mañana hasta las doce de la noche, momento en el que las radios y las teles enlazarán con los programas deportivos que comenten la jornada. 

¿Que ya hay fútbol cada día? Sí, pero muy poco para los objetivos que se persiguen. La gente debe acostarse y levantarse con la imagen de un balón en la cabeza. ¿Que el proyecto es caro? ¿Y cuándo resultó gratis idiotizar?

¿Preferiríamos acaso caer en manos de un pueblo con criterio sobre la realidad política y económica, de unos contribuyentes que votaran a conciencia, de una ciudadanía con la capacidad intelectual y cultural precisas para distinguir el discurso de un ladrón del de un servidor público honrado? 

Juan José Millás (un grande) 


http://elpais.com/elpais/2016/09/29/opinion/1475161997_992526.html?id_externo_rsoc=TW_CC 

sábado, 1 de octubre de 2016

Una historia que nunca existió


¡A los refugios: se viene la paz en Colombia!

Grabémonos esto que dice Bittan ("Saskia 136", postaporteña 1672): “Pero todos, izquierdas o derechas, todos festejan la paz en Colombia. Vuelven a escribir una historia que nunca existió. La que dice que los cambios sociales profundos se pueden lograr sin violencia. Los señores feudales fueron feroces al trote de sus caballos. Los  burgueses no dejaron títere con cabeza y todavía se solazan en las venganzas como en Haití. Y los medios dicen que lo natural es la paz. MANGA DE IDIOTAS!!!.

Lo único que le corregiría es lo de “manga de idiotas”: ¡manga de turros!, diría yo (si hay idiotas en esta historia, no son ellos, sino nosotros).

Pero yo voy a aguar la fiesta —si cabe— un poco más. Voy a recordar que hace treinta años un sector de las FARC, junto a otros grupos guerrilleros, sellaron una paz por la cual se desmovilizaron y se integraron a la contienda política institucional con el nombre de Unión Patriótica.

Voy a “spoilear” el final: la mayoría de sus cuadros políticos más importantes, incluidos los candidatos a presidente, fueron asesinados, y con ellos miles de militantes, en cantidad cercana a cinco mil: ¿se entendió? Los que aceptaron el juego de la legalidad fueron exterminados sistemáticamente. Y no solo los reinsertados y los militantes reconocidos, sino que el genocidio se extendió a todos aquellos que cuestionaban de algún modo las injusticias del sistema: en un lapso de quince años el poder gobernante en Colombia despachó, entre muertos y secuestrados que nunca aparecieron, a 20.000 opositores.

Con el pecho estrujado, debo decir que no espero nada distinto ahora, aunque en principio quizá no tenga características masivas, sino que se traduzca en el asesinato aquí y allá de algunos desmovilizados, con el fin de aterrorizar al resto y desmovilizarlos también en su actividad política legal. Sin embargo, no excluyo tampoco un asalto sangriento a alguno de los campamentos o “veredas transitorias” donde se concentrará a los guerrilleros que abandonen las armas, como modo de escarmiento y advertencia.

¿Qué estoy diciendo: que hay que agarrar los fierros (o no soltarlos)? Nada de eso.

Estoy diciendo que ni el grupete más esforzado, heroico y capacitado de militantes de bronce podrá reemplazar a las masas en la tarea de hacer la revolución. Y que si lograra hacer algo con ese nombre que parezca una revolución, no será tal, sino el engendro monstruoso de un grupo de iluminados.

Y dicho esto, confieso que no tengo una propuesta para las muchachas y muchachos de las FARC que van a quedar indefensos (peor de indefensos de lo que estamos todos), y que en cuanto levanten el pío los van a cazar como pajaritos. Por supuesto, no a pasarse al enemigo; no a esconderse bajo las piedras; no a ponerse al margen de la sociedad adoptando formas individualistas de rechazo. O sea, no a aceptar dejar de ser las personas que fueron.

Pero recuerdo a la Unión Patriótica. ¿Entonces? No sé. El que lo sepa, que lo diga.

@juandelsur2


jueves, 29 de septiembre de 2016

Colombia: "paz" sin memoria


Gloria, la hija de Gaitán, ha rechazado la declaración que invita a votar por el "Sí"*

Además de colocar el fenómeno insurgente de Colombia en un contexto histórico más amplio, que lo explica mejor, contiene una observación que es rigurosamente necesario que tengamos siempre presente. Por eso, me he permitido enviarle la nota que sigue a continuación:

Señora Gloria Gaitán:

He leído su clara y concisa crítica al “documento memoricida” y la apoyo fervientemente.

Es remarcable que en tan breve texto, referente a situaciones tan complejas, haya tenido usted el cuidado de no olvidarse de una clave:

“Porque no solo la rama judicial comete impunidad. También es culpable la opinión pública memoricida.”

Usted nos recuerda algo que muy pocos —y ninguno de los políticos beneficiarios de este sistema de injusticia— quieren saber ni decir: que este mundo perverso lo hacemos también los de a pie.

Para que todo siga igual —y porque solo las mayorías podríamos (y necesitamos) cambiarlo—, ellos quieren que no tomemos conciencia de nuestros errores y de nuestras insuficiencias.

Pero los opresores no cambiarán. Nosotros debemos hacerlo.

Un abrazo.

Juan del Sur.

http://kaosenlared.net/colombia-declaracion-sobre-el-proceso-de-paz-documento-memoricida/#comment-249961


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Deberían prohibir en todo el mundo las elecciones en noviembre


Son como elegir entre la sartén y el fuego
En la Argentina padecimos ese maleficio el año pasado


@juandelsur2

sábado, 24 de septiembre de 2016

“Malvinas es uno de los pocos pegamentos que reúnen a la sociedad argentina”

 
Pero, ¿yo tengo que estar pegoteado con millonarios corruptos y saqueadores?

Hoy en Radio Mitre, en diálogo con la inimputable Magdalena RG, el excanciller Caputo expresó esta idea: “Malvinas es uno de los pocos pegamentos sociales que reúnen a la sociedad argentina. Así que hay que tener mucho cuidado con ese tema”*.

Claramente, en el contexto de su preocupación, “tener cuidado con ese tema” es arroparlo, preservarlo, mantenerlo vigoroso.

Ajá. ¿Y a quiénes les sirve que ese sea un aglutinante social? ¿Qué conciencias moviliza? ¿Qué acciones impulsa?

(Son preguntas.)

*https://radiocut.fm/audiocut/malvinas-es-uno-de-los-pocos-pegamentos-que-reunen-a-la-sociedad-argentina-dice-caputo/

@juandelsur2

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La flaquita que se plantó contra la segregación


=================================
Cuánto bien nos haría tenerla más presente
=================================


“No era una mañana cualquiera para Dorothy Counts aquel 4 de septiembre de 1957 en Charlotte, Carolina del Norte. Con apenas 15 años, iba a salir de casa para asistir a su primer día de clase en el Harry Harding Institute, un colegio solo para blancos en una ciudad solo para blancos de un estado solo para blancos”: así comienza la nota del blog unashistoriasolvidadas que rememora esa epopeya. Que terminó mal y rápido, porque a los cuatro días las autoridades del estado le advirtieron a la chica que no podían garantizarle su integridad física y ella tuvo que irse con sus libros a otra parte. Pero su osadía fue la mecha que encendió otros actos de resistencia que, en no mucho tiempo, terminaron con la segregación racial (al menos, en la ley).
No quiero seguir adelante sin dar una noticia que nos ensanchará el pecho: Dorothy ha sido consecuente toda su vida con aquel acto que la colocó en el centro de la atención pública y ha seguido consagrada a la promoción de los más desvalidos, particularmente los niños.
Volvamos ahora a 1957 para ver qué mensajes podemos extraer de esta poderosa historia. Los más obvios son acerca del inaudito coraje de esta chica de 15 años. Coraje físico: podían golpearla; quizás, hasta matarla. Bastaba solo con que algún exaltado le diera un empellón y la hiciera caer para que muchos se arremolinaran para darle también su golpe... Pero es mayor aún el coraje moral, espiritual, de proponerse algo impensable, herético, descabellado. Y llevarlo adelante con sus quince años y su cuerpo de mimbre que flameaba en el viento.
Me gustaría identificarme con ella, pero no puedo. Me queda infinitamente grande. Sin embargo, yo también estoy en esa historia. Es que todos estamos en este mundo y en sus historias, muchísimas de ellas más terribles que aquellos episodios de 1957, y que suceden a nuestro alrededor, aquí y ahora. Y si no puedo estar representado por Dorothy, quizá lo esté mejor por esos blancos que —se ve en las fotos— la hostigan cobarde, estólidamente. 
Pensemos en aquellos blancos: actuaban según derecho, tal cual lo habían hecho sus padres y sus abuelos. Como debían. Defendiendo sus prerrogativas, como nosotros defendemos las nuestras. Esos blancos no eran monstruos, si es que sabemos lo que significa esa palabra: seres que no encajan en el orden regular de la vida. ¡La monstruosa era Dorothy!
Hoy, 59 años después, y desde una sociedad con conflictos raciales menos agudos, no nos resulta difícil juzgar muy negativamente a aquellos supremacistas blancos y pensar que la única superioridad que podrían reclamar es con respecto a los protozoarios, y aun esa muy dudosa.
Pero todos estamos sumergidos en un mar de abusos y desmanes, y no somos —no soy— Dorothy.
No soy, pero qué bueno sería aunque sea arrimar un poco.


@juandelsur2

¡Qué mujer tan bien ubicada en la realidad!


================================
La primera clienta en pisar la recién inaugurada
tienda de Zara en La Coruña se santiguó al entrar
================================

Amancio Ortega, quien, en dura puja con Bill Gates, ha retomado el sitial de hombre más rico del mundo, inauguró en estos días un nuevo edificio para su tienda en La Coruña.

La primera clienta, de quien no diré que hizo tanta cola como los promesantes de San Cayetano, como estos, se santiguó al entrar a ese templo de los negocios*.

La tiene clarísima.


* http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/2016/09/02/avalancha-clientes-apertura-nueva-megatienda-zara/0003_201609H2C2991.htm

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Llevás los beneficios de la libertad a todo el mundo, y no te lo agradecen


La gente es insaciable:  las quiere todas*

Entre 1964 y 1973 la fuerza aérea de Estados Unidos lanzó más de 270 millones de bombas sobre Laos. Durante la guerra de Vietnam, para no aterrizar con explosivos, los aviones estadounidenses utilizaban ese país como un vertedero de las bombas que portaban, cuando sus objetivos previstos no estaban disponibles para arrojárselas.
Desde el fin de la guerra 20.000 laosianos han muerto o han resultado mutilados por bombas que no los mataron en su momento, y se quejan… ¡de que vivieron unos cuantos años más, de regalo!
¿Quién entiende a la gente?

* “Las masas pueden aún exigir más allá de lo que en justicia les corresponde, porque la avaricia humana en los grandes y en los chicos no tiene medidas ni límite”: Perón en la Bolsa de Comercio, 25 de agosto de 1944.

Véase:
En fotos: el legado letal de una guerra secreta en Laos
http://www.lanacion.com.ar/1935208-en-fotos-el-legado-letal-de-una-guerra-secreta-en-laos


@juandelsur2

lunes, 29 de agosto de 2016

La foto inexplicable



¿Por qué? 

Vietnam (foto, dominiomundial.com).


Me pregunto qué será lo tan caro que hay que ahorrarlo al extremo de romper las cubiertas y la moto, y poner en riesgo a toda la carga (¡y al motoquero!).
Seguro que no es el costo de la hora del trabajador: basta verlo.
¿Será la nafta? Pero, ¿tanto que valga la pena romper las gomas y el ciclomotor para no hacer dos viajes?
La carga parece ser de llantas (digo yo, no sé; por cierto son evidentemente más grandes que las de la motito): ¿el destinatario tendrá cincuenta obreros sin producir, cada uno esperando su llanta?
¿Será para cumplir —a la desesperada— con una entrega con penalidades muy gravosas por incumplimiento?
El caso es que no me lo explico. Y eso que aprobé Economía y Política de los Transportes y las Comunicaciones.

@juandelsur2


miércoles, 10 de agosto de 2016

Yo le creo a Cordera


===========================================
Beck, esa pilcha te queda grande
===========================================

Muchísima gente se escandaliza al trascender pasajes de una clase en una escuela de periodismo, hecha con la cláusula —en gran medida, condición para su utilidad— de no divulgar sus detalles por tratarse de un simulacro de reportaje.

Es un ejercicio en el cual un personaje público pone a los estudiantes en el trance de repreguntar, incluso ante un exabrupto.

No era un reportaje a Cordera, sino a alguien notorio que actúa de inductor, con la condición de que sus dichos queden en el aula, y no circulen como su credo real.

Un piojillo, un trepadorcillo, comenzó lo que seguramente será una carrera signada por el oportunismo y la mala fe, grabando y difundiendo lo expresado en esa clase por Cordera como si fuera su ideario.

Yo no tengo nada ni en contra ni en favor de Cordera, cuya vida y milagros no integran el horizonte de mis intereses. Sí tengo mucho en contra de este sabandija que ha alcanzado una fama efímera por su infidelidad a lo pactado, y en contra de Beck, pertinaz arrastrada que intenta menoscabar al músico mordisqueándole los zapatos.

Vamos a ver esta cuestión por una faceta en la cual nuestras pulsiones —por así llamarlas— ideológicas y afectivas no intervengan de modo decisivo. Hay un chiste de Jaimito en el cual la maestra le pregunta por la cantidad de glóbulos rojos por milímetro cúbico de sangre. ¿Cuatro?, arriesga Jaimito. ¡Mucho más!, contesta la maestra. ¿Veinte? No, ¡muchísimo más! ¿Cien? No, Jaimito: ¡decí una barbaridad! Y Jaimito la dice.

La dice bajo el rótulo de lo que él mismo considera una barbaridad. Aunque no faltará el astuto que reponga "por algo lo dice"; "por algo dice eso y no otra cosa"; "es innegable que eso estaba agazapado en un rincón de su mente", etcétera.

Pero esa es otra historia, otro nivel de análisis, y cualquiera de nosotros está en condiciones de superar a Cordera, salvo si, en el trance de "decir una barbaridad", hacemos trampa y, en realidad, pensamos qué no decir, utilizando nuestros frenos inhibitorios, los mandatos del pensamiento políticamente correcto, y demás.

"Muchísima gente se escandaliza", comencé diciendo. A mí me escandaliza la gente que se espanta por estas barbaridades —barbaridades, sí— proferidas en el curso de un ejercicio en una clase no pública y no se siente ultrajada por el escándalo público del mundo: guerras, saqueos, hambre, corrupción.

Y si se siente ultrajada, se escandaliza un rato y siga, siga.



@juandelsur2